Terra Natura Benidorm celebra el nacimiento de una cría de siamang

Sanka, una siamang (Symphalangus syndactylus) que habita en el parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm, acaba de tener a su quinta cría. Una cría que tendrá que cuidar ella sola, ya que el padre falleció unos meses después de haberse producido la época de apareamiento. Sanka se encargará a partir de ahora de cuidar a su pequeña cría en sus primeros meses de vida, y luego cuando sea algo mayor serán los hermanos del pequeño siamang los que se sumarán a esta función.

Los cuidadores aun no han puesto ningún nombre a la cría, porque no han podido determinar su sexo. Para confirmar su sexo sería necesario separar a la cría de la madre, lo que ocasionaría con bastante probabilidad trastornos en el proceso de crianza. De ahí, que los expertos del complejo hayan optado por esperar a que el recién nacido crezca un poco más y comience a independizarse de su progenitora.

Sanka y Óscar han formado durante años una pareja estable, una unión que ha dado como resultado el nacimiento de cinco crías. El siamang es una especie monógama, por lo que suele emparejarse una única vez en su vida. Esto le lleva a crear lazos familiares y territoriales muy profundos con su descendencia. La hembra Sanka ha tenido que superar una gestación de entre unos siete y ocho meses de duración para tener a su nueva cría, que al nacer ha pesado cerca de medio kilo.

El pequeño siamang se aferra fuertemente al pelo de su madre mientras ésta se desplaza por su recinto de rama en rama. No será hasta los cuatro meses de vida cuando la cría comience a moverse por sí sola. Será en ese momento cuando los hermanos comiencen a intervenir en el proceso de crianza y en la vigilancia del nuevo miembro de la familia.

Sanka cuidará de esta cría hasta los dos años de edad, aunque no será hasta pasados unos años cuando la cría se independice totalmente para establecer su propio territorio y buscar pareja. Esta especie se encuentra en peligro de extinción debido a la desaparición paulatina de su hábitat, que está ocasionada por la deforestación que genera la agricultura y la construcción de viviendas. De hecho, se estima que tan solo el 4% de su hábitat está actualmente protegido, lo que dificulta su supervivencia en la naturaleza.

Se trata de la única especie de primate que utiliza la braquilación como medio principal de locomoción. Este movimiento consiste en realizar un desplazamiento mediante balanceos para asirse con sus largos brazos a las ramas de los árboles. Este sistema les permite cubrir distancias en cada brazada de unos tres metros.

El siamang se encuentra entre los primates más vocales y es conocido por formar duetos con su pareja monógama, un espectáculo de sonidos al que a veces se suman los hijos mayores. La emisión de estos cantos le sirve para proteger su territorio y para fomentar los lazos familiares. Para realizar esos sonidos disponen de un gran saco gular en la parte anterior del cuello que incluso puede inflarse hasta alcanzar el tamaño de una cabeza humana. El saco sirve como cámara de resonancia cuando el animal emite las llamadas que pueden oírse a kilómetros de distancia.

cría de siamang

Artículos Relacionados

Publicar un comentario en la entrada

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más