Terra Natura Benidorm potencia la interacción al incorporar 14 nuevos animales a la granja

El parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm ha reforzado el área de la granja con la incorporación de 14 animales nuevos, entre los que se encuentran 11 gallinas de tres razas distintas –andaluza negra, de la Conchinchina y sussex-, una pareja de pavo común y una hembra de cabra enana. Con esta acción, se pretende que los visitantes puedan interactuar con más animales para fomentar su conocimiento sobre ellos de una manera didáctica y cercana. Mediante la interacción, se favorece que el público observe los distintos comportamientos naturales en diferentes especies domésticas.

Los grupos de las gallinas de cada raza están formados por un macho y varias hembras con el fin de potenciar su comportamiento natural en lo que se refiere a su reproducción y relación social dentro del grupo, al igual que con la pareja de pavos. El peso de las gallinas que han traído oscila entre los 3 kilos y los 5 kilos, dependiendo de su sexo y de la raza. Así, por ejemplo, en el caso del macho de la gallina andaluza negra pesa tres kilos mientras que la gallina de la Conchinchina pesa unos 5 kilos aproximadamente.

La pareja de pavos tienen un peso cercano a los 10 kilos y la cabrita enana no supera los 15 kilos. Los cuidadores, de momento, solo le han puesto nombre a la cabra llamándole Floretes, cuyo tamaño se sitúa en tan solo unos 40 centímetros. Con el resto de animales esperarán a ver sus características físicas más destacables, ya que los cuidadores bautizan a estos animales en función de alguna particularidad en su carácter o su aspecto físico para distinguirlos mejor.

Este nuevo grupo de animales se suma a las otras especies que ya habitaban en la zona de la granja como cobayas, conejos y burras. Antes de introducirlos en su nueva instalación, se les ha realizado una revisión que consiste en comprobar el estado del plumaje de las aves o el pelaje de la cabra enana, masa corporal, tonalidades mucosas y se han tomado muestras para hacer un examen coprológico.

Asimismo, también se ha mantenido una estricta vigilancia para observar la conducta de los nuevos ejemplares en relación a la ingesta de alimento. Con ello se trata de confirmar que la forma de alimentarse es la adecuada. Además de esto se observa el carácter y la interacción de los nuevos inquilinos con el resto del grupo. A raíz de este examen veterinario se ha detectado que la hembra estaba en estado gestante, por lo que en breve será madre.


Artículos de interés

Publicar un comentario

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más