La cría de dromedario de Terra Natura Benidorm que perdió a su madre se adapta a su nuevo entorno

Gora, una cría de dromedario (Camelus dromedarius) que habita en el parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm, ha pasado su primera noche en la pradera exterior con éxito, lo que demuestra su correcta adaptación al entorno y a sus compañeros de pradera. La cría ha estado nueve meses en el cobijo interior para facilitar su crianza y llevar un mayor control de su evolución, ya que la pequeña Gora perdió a su madre durante el parto.

dromedario Gora

Después de que Gora alcanzara un tamaño adecuado, los cuidadores iniciaron el proceso de unión entre ella y otros dromedarios del parque con los que iba a compartir finalmente el mismo recinto. Así se favorece la independencia de la cría de sus cuidadores y se propicia la relación de Gora con el resto de ejemplares de su especie. Gracias a ese protocolo de adaptación, ha pasado la primera noche en la reserva de la pradera sin ningún tipo de problema.

A partir de ahora, la cría tendrá que aprender a cuidarse sola, puesto que no podrá contar con la ayuda de su madre Rubia, que falleció durante el parto. Tras el fallecimiento de la progenitora se estableció un protocolo de cría a mano, donde participó el departamento de animales del parque prácticamente al completo, elaborando turnos que incluían noches y un plan diario de alimentación de la cría. En cada toma se realizaban controles en cuanto a comportamiento, heces, orina, etc. y se estimulaba al animal durante las primeras semanas, tal y como lo haría la madre, para conseguir que defecara y orinara.

Transcurridos unos meses y después de comprobar que la cría crecía adecuadamente, se inició la introducción de alimento seco hasta llegar a la época de destete, situada en torno a los 9 meses. Es en ese momento, cuando la pequeña cría ya empezó a comer pienso de destete, forraje y fruta, sin nada de leche. El proceso se llevó a cabo de una forma progresiva para no provocarle alteraciones metabólicas o situaciones de estrés.

Los primeros contactos de la cría con el exterior han consistido en una unión visual, a través de la valla del recinto. Posteriormente pasó a estar el día en la reserva de la pradera y luego en unión directa con el resto de  animales que habitan en ella como cebúes, sambar y dromedarios. La joven dromedario ha sido acompañada en su primera noche por otro de los tres dromedarios que conviven en el parque, un macho adulto de nombre Facun.

Gora, cuyo nombre significa en hindi “de tez clara o rubia”,  es una hembra que actualmente tiene un peso aproximado de 150 kg y 1,5 metros de altura y cumplió un año el pasado 9 de junio. Los dromedarios, originarios de Arabia, son animales muy resistentes a los ambientes áridos y  a las temperaturas desérticas gracias a una serie de rasgos como sus orificios nasales, que se cierran totalmente para evitar que les entre arena durante una tormenta, o la doble capa de largas pestañas que tienen para proteger sus ojos.

Otras particularidades de la especies debidas a su adaptación a los ambientes aridos son las callosidades que posee en hombros, codos y pecho, que les sirven de apoyo al sentarse y evitan quemarse en la arena caliente. No obstante, el rasgo más destacado de los dromedarios es su joroba, donde almacenan grasa que les sirve de reserva y con lo que pueden estar días e incluso semanas sin beber ni comer.

Artículos Relacionados

Publicar un comentario en la entrada

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más