En Agosto RUTA de DESCUBRIMIENTO salvaje en BIOPARC Valencia

Este verano, diariamente, BIOPARC permite conocer en directo y de la mano de cuidadores y biólogos una propuesta muy especial: el enriquecimiento ambiental de los animales. Esta actividad que ofrece el parque valenciano, considerado uno de los mejores del mundo, está muy valorada entre los visitantes.

Valencia, 31 de julio de 2015.- Para mantener el comportamiento natural de los animales BIOPARC VALENCIA realiza cada día una serie de actividades enmarcadas en lo que se llama enriquecimiento ambiental. Esta técnica permite la interactuación de las especies con su entorno, incentiva su movimiento y evita comportamientos extraños o repetitivos. Además, provee a los animales de los estímulos necesarios para asegurar su bienestar.

El equipo técnico de BIOPARC VALENCIA desarrolla un elaborado programa que incluye cambios en los grupos de animales o en los elementos del entorno y, especialmente, en la alimentación. Por las mañanas se preparan los recintos exteriores con "sorpresas" para los animales, para despertar sus sentidos y habilidades propias y durante el día se incorporan otras actuaciones. 

Además, este mes de agosto el parque ha preparado un horario para que los enriquecimientos que puedan ser compartidos por los visitantes. La ruta comienza en chimpancés a las 11.45h, gorilas a las 12.00h, elefantes a la 13.00h y, por último, carnívoros a la 13.30h. En gorilas y elefantes durante la actividad se realiza un encuentro con los cuidadores y biólogos, lo que supone una lección de zoología que nos acerca mejor a la comprensión del comportamiento animal.

Con esta ruta de "descubrimiento salvaje" los visitantes observan las conductas y habilidades de las distintas especies, contemplándolas de cerca y pudiendo así comprender lo maravillosa que es la naturaleza y la necesidad de preservarla. 

En momentos puntuales de calor intenso, como los que vivimos estos días, los enriquecimientos se hacen de manera más fresca, en forma de helados con los productos nutritivos más apreciados por cada especie. En el caso de los elefantes, los cuidadores fabrican grandes helados de verduras y frutas que luego sitúan en varios puntos del espacio que ocupan para favorecer los modelos de conducta natural de la especie como la búsqueda del alimento, propiciando así un desarrollo físico y psicológico óptimo.

Con lo que respecta a carnívoros como los leones, los cuidadores elaboran polos de carne picada que introducen en el recinto cada vez en distintos lugares y formas, como ocurriría en su hábitat natural. Para estimular los instintos de caza algunos helados se cuelgan de ramas para simular el esfuerzo de cazar una presa en movimiento.

El concepto de zoo-inmersión que introdujo BIOPARC en Europa consiste en la reproducción de los ecosistemas completos de los que forman parte las especies para desarrollar su comportamiento natural. Y actividades lúdico-formativas como está, contribuyen a que el público experimente una aproximación directa con la vida salvaje. 

Etiquetas:

Artículos Relacionados

Publicar un comentario

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más