Terra Natura Benidorm traslada a una pareja de barasinghas a la pradera de elefantes

El parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm ha trasladado a una pareja de barasinghas (Cervus duvaucelii) a la pradera donde habita la manada de elefantes asiáticos (Elephas maximus). Se trata de la primera vez que estas dos especies conviven en la misma instalación, por lo que supone todo un reto para el equipo de expertos del parte. El traslado se ha realizado con el objetivo de aportar un mayor contenido de especies a las praderas y crear un vínculo de interrelación entre especies diferentes. ​

barasinghas con elefantes

Las elefantas, Momo, Lagran, Kaiso y Petita llevan compartiendo pradera unos cuatro años con otras especies como son las cervicapras (Antilope cervicapra) y los chitales (Axis axis). En esta ocasión, se trata de ciervos de mayor tamaño y que reúnen las características adecuadas para ser alojados en esta instalación. De este modo, se consigue obtener un grupo de especies similar al que se podría encontrar en libertad, formado por elefantes y otros herbívoros de menor tamaño.

Asimismo, la actuación va a servir para separar la población de estos cérvidos por sexos y controlar así su reproducción. De esta forma, los 10 machos de barasingha pasarán progresivamente a la pradera de elefantes y las hembras con sus crías quedarán en el área monzónica.

Las elefantas, como animales inteligentes que son, no han tardado en percatarse de la presencia de nuevos inquilinos en su instalación y se han acercado a las barasinghas con la curiosidad que les caracteriza. Por su parte, los cérvidos todavía no tienen la confianza suficiente como para permitir que se les aproximen y tienen zonas de sobra para refugiarse, en los más de 10.000 metros cuadrados con los que cuenta la pradera.

Las barasinghas, que pueden vivir más de 20 años y pesar hasta 200 kilos, son animales muy desconfiados y otean de manera constante el horizonte para controlar a los posibles depredadores. Son excelentes nadadores y les encanta meterse en el agua, retozar en el barro y comer los tallos tiernos que crecen junto a los humedales. En general, centran su actividad en horario diurno y evitan introducirse en áreas boscosas para aprovechar la calidad de su vista y olfato.

En el caso de los elefantes indios su piel gris les ayuda a camuflarse en el entorno. Una de sus partes más llamativas son las grandes orejas que poseen, que cuando las mueven les permiten desprenderse del calor excesivo que soportan. La trompa, otro de sus sellos de identidad, tiene una gran versatilidad que les aporta la capacidad de recoger desde pequeños objetos hasta ramas de grandes árboles.

Artículos Relacionados

Publicar un comentario en la entrada

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más