El caballito de mar, el mejor padre de L’Aquàrium de Barcelona


caballito de mar
  • El macho de esta especie es quien lleva el embarazo y la incubación de sus hijos
  • L’Aquàrium de Barcelona ofrece experiencias únicas para regalar a todos los padres
BARCELONA, 14 de febrero de 2017
L’Aquàrium de Barcelona celebra el día del Padre con un protagonista muy especial, el caballito de mar. El centro marino más importante en temática mediterránea, acoge en sus instalaciones a más de una treintena de caballitos marinos. A pesar de su aspecto y nombre, son peces de la familia de los signatidos; respiran por las branquias y nadan en posición vertical utilizando su aleta dorsal como único medio de propulsión. En el mediterráneo son frecuentes encontrar dos especies: Hippocampus hippocampus (caballito de mar chato) y Hippocampus guttulatus (caballito de hocico largo).

En L’Aquàrium de Barcelona se pueden encontrar ocho caballitos de mar mediterráneo, H. guttulatus, localizados en áreas de praderías de posidonias, en el acuario 5, y 29 ejemplares de caballitos de mar de vientre grande, Hippocampus abdominalis, localizados en las instalaciones del Planeta Aqua.

Los caballitos de mar son de color verdoso y pueden llegar a medir hasta 35 cm de longitud. A diferencia de la mayoría de peces, el macho del caballito es quien lleva el embarazo. El padre se ocupa de fecundar y de incubar los huevos durante un periodo de dos meses, y a medida que los embriones crecen, la bolsa incubadora se agrandará hasta el momento del parto. Durante la expulsión, el cuerpo del animal muestra movimientos convulsos y se contrae de manera intermitente para dar a luz a centenares de crías. El parto puede durar horas e incluso días, y la hembra únicamente se habrá limitado a depositar los huevos en la bolsa incubadora del macho.

En esta fecha tan señalada, como el día del Padre, L’Aquàrium resalta el trabajo paterno que demuestra esta especie y ofrece durante la jornada y toda la temporada, la posibilidad de regalar experiencias únicas enfocadas a los padres más valientes, como bañarse y sumergirse con 13 tiburones y más de un centenar de especies marinas en el Oceanario.

El equipo de biólogos del L’Aquàrium alimenta a los caballitos dos veces al día con pequeños crustáceos y, diariamente se hace un continuo trabajo de conservación colaborando con la reproducción y la cura de esta especie a su área de cuarentena.

Los caballitos de mar se encuentran en el mar Mediterráneo, tanto en aguas superficiales como a 15 o 20 metros de profundidad. Se los puede encontrar en los fondos de arena y barro, pero preferentemente viven y se esconden entre grandes crecimientos de algas o praderías marinas como las de posidonia, a las cuales se cogen con la cola.

Hay lugares en los cuales está disminuyendo el número de caballitos de mar que viven en su hábitat natural. Esto se debe a la caza a la cual son sometidos en lugares como China, donde se usan con finalidades medicinales, o Indonesia donde forman parte de un gran comercio.

Artículos Relacionados

Publicar un comentario en la entrada

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más