Primera salida a pagoda de Hua Zui Ba y su cría de oso panda en Zoo Aquarium de Madrid

Primera salida a pagoda de Hua Zui Ba y su cría de oso panda en Zoo Aquarium de Madrid


  • A partir de hoy, el público podrá visitarles en el dormitorio exterior y contemplar los primeros pasos del pequeño Xing Bao

Madrid, 31 enero 2014.- Tras cumplir cinco meses y alcanzar la suficiente autonomía, Xing Bao, la cría de oso panda gigante(Ailuropoda melanoleuca) de Zoo Aquarium de Madrid, ha protagonizado su primer paseo en solitario bajo la atenta mirada de su madre Hua Zui Ba y la expectación de sus cuidadores. Hasta ahora, únicamente se podía visitar al pequeño en la cuna instalada en la pagoda durante los fines de semana mientras, el resto del tiempo, permanecía en el dormitorio interior junto a su madre donde ésta se dedicaba en exclusiva a su lactancia en un entorno más seguro y tranquilo.

Ayer, Xing Bao cumplía cinco meses y, por primera vez, el macho de oso panda protagonizaba sus primeros pasos inspeccionando la pagoda haciendo así honor a la expectación que ha despertado desde su nacimiento, el pasado 30 de agosto, cuando tan sólo alcanzaba los 210 gramos. Hoy, con más de 10 kilos de peso, se ha convertido en un precioso panda de carácter juguetón y robusto que no para de poner a prueba la paciencia de Hua Zui Ba.

Bajo la supervisión constante de ésta, ambos no dejan de ofrecer entrañables  instantáneas en las que la
cría de oso panda en Zoo Aquarium de Madrid
madre persigue al osezno hasta las zonas más elevadas de la pagoda para cogerle por la nuca y depositarle en un lugar seguro o cuando Xing Bao imita a su madre, chupando los brotes de bambú sentado junto a ella. En pleno proceso de dentición, “Tesoro de estrella”, como fue bautizado por los internautas el pasado mes de diciembre, muestra ya sus primeros incisivos y caninos que empezará a utilizar en un par de meses, cuando comience a masticar las primeras hojas de bambú.

En esta nueva etapa de madre y cría en la pagoda, el público podrá ser testigo de gestos habituales y sorprendentes  de la “maternidad panda” en los que ambos se hacen una bola jugueteando mientras la cría es acunada en el regazo o el simple y emocionante gesto de presenciar cómo son amamantados estos grandes mamíferos terrestres que llegan a alcanzar los 130 kilos en la edad adulta del macho.

Habrá que esperar aún hasta la primavera para la presentación oficial en pradera, una vez que Xing Bao pueda realizar las primeras incursiones al exterior con mayor seguridad e independencia.

Artículos de interés

Publicar un comentario

[blogger]

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más