Ir al contenido principal

Un equipo del Oceanogràfic participa en el estudio científico sobre la respuesta de los pingüinos al cambio climático en la Antártida

  • Investigadores de varias instituciones europeas analizan la personalidad y la migración de varias poblaciones de pingüinos en Isla Decepción y las consecuencias a los cambios ambientales y la actividad humana
  • El proyecto Perpantar está liderado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC y colabora el Instituto Pluridisciplinario Hubert Curien, la Universidad de Alcalá de Henares, la Academia Polaca de Ciencias y el propio Oceanogràfic de València
  • Los ensayos previos con los pingüinos que habitan en el acuario valenciano han hecho posible el éxito en la instalación de los dispositivos satelitales en animales salvajes y permita a los científicos conocer sus rutas migratorias

pingüinos

València, 06 de febrero de 2023.-

Los cambios ambientales afectan a la naturaleza, especialmente la fauna y la flora. Muchas especies, marinas y terrestres, funcionan como termómetros de la salud del planeta y sus comportamientos son cruciales para conocer mejor los aspectos sobre su biología, sus zonas de anidación o sus rutas migratorias.

Un equipo internacional de científicos de varias instituciones europeas se encuentra ahora en la Base Gabriel de Castilla, en la Antártida, para estudiar las consecuencias evolutivas de la personalidad de diversas poblaciones de pingüinos con el objetivo de obtener conclusiones sobre la respuesta de cada individuo a los cambios ambientales del Continente Antártico.

Se trata del proyecto Perpantar (Personalidad de Pinguinos Antárticos) liderado por Andrés Barbosa, que fue biólogo e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y en el que participa el Instituto Pluridisciplinario Hubert Curien, la Universidad de Alcalá de Henares, la Academia Polaca de Ciencias y, este año, también un equipo del Oceanogràfic de València.

La campaña antártica está centrada en estudiar la conducta individual de varias poblaciones de pingüinos (Pygoscelis papua, Pygoscelis adeliae y Pygoscelis antarcticus) que habitan en la zona de Isla Decepción y determinar patrones de conducta que permitan establecer conclusiones sobre cada una de estas especies y, en particular, sobre cada individuo. 

La reducción del alimento en sus zonas habituales, ocasionada principalmente por los cambios ambientales, está provocando la migración de varias poblaciones de pingüinos a otras áreas en las que la alimentación es más abundante.

El objetivo del proyecto Perpantar es conocer la personalidad de cada individuo para determinar su respuesta a estos cambios y su tendencia a explorar nuevas zonas para tratar de paliar los efectos frente al cambio climático.

Los investigadores llevan a cabo distintos muestreos para la recolección de los datos, como heces, sangre y medidas morfométricas en individuos juveniles y adultos.

Para conocer el comportamiento de cada animal, el equipo le presenta un objeto desconocido, como un rodillo de pintura, que permita a los investigadores permanecer lo suficientemente alejados de los individuos para no influir en su conducta y así valorar su respuesta a ese objeto. En función de la reacción, los científicos podrán extraer conclusiones sobre su personalidad.

Con las muestras de sangre, por su parte, se tratará de entender el estado de salud global de las colonias y otros datos que les permitan obtener un diagnóstico sobre las diferentes patologías existentes. Unas informaciones significativas para el futuro de las especies.

Aprendiendo de los pingüinos del Oceanogràfic de València

El Oceanogràfic de València, ubicado en la Ciutat de les Arts i les Ciències, participa este año en la instalación de dispositivos satelitales a los animales para entender sus rutas migratorias y sus zonas de alimentación durante la época invernal.

El equipo del acuario valenciano ha colocado pequeñas cámaras y geolocalizadores a los animales para determinar los patrones de migración de las colonias en función de la capacidad exploratoria de cada uno.

Para poder llevar a cabo la instalación con los pingüinos de la Antártida, se han realizado ensayos previos con los animales que habitan en el Oceanogràfic.

La posibilidad de hacerlo en condiciones muy controladas como las del acuario valenciano, y acompañados del equipo de veterinarios e investigadores que conocen bien el comportamiento de cada individuo, hace del Oceanogràfic el sitio idóneo para ejecutar las pruebas y garantizar el éxito de los dispositivos en animales que habitan en el medio natural.

Comentarios

Quizás le interese:

Top del mes

Descuentos para PortAventura 2014

¿Qué ocurre con Magnus Colossus de Terra Mítica?

Vuelve la escuela de verano de Mundomar y Aqualandia

Sendaviva abre sus puertas el 1 de mayo