Archivo del blog

Novedades Museo Paleontológico y Tierra Magna Dinópolis

Compatir:
Logo Dinópolis
NOVEDADES EN EL MUSEO PALEONTOLÓGICO DE DINÓPOLIS.

Con motivo del inicio de la temporada de 2018, Dinópolis presenta en su Museo Paleontológico un conjunto de novedades bajo un concepto que muy pocos centros de sus características pueden reproducir. Esto es debido a que son el producto de un ciclo paleontológico-museográfico completo, llevado a cabo por los técnicos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis durante varios años, ya que los yacimientos de algunos de los nuevos fósiles que se presentan se encontraron hace justamente 15 años. Las labores que han permitido la presentación de novedades se resumen en:
- prospecciones para la localización de nuevos yacimientos y fósiles,
- excavación de yacimientos,
- preparación de fósiles en el Laboratorio de Paleontología de Dinópolis,
- investigación de los fósiles,
- publicación de los resultados de los estudios en revistas científicas de prestigio internacional,
- diseño museográfico de las instalaciones para acoger a los nuevos fósiles,
- selección de fósiles representativos para su exposición, de la información asociada y confección individualizada de soportes,
- planteamiento de nuevos audiovisuales e interactivos,
- producción de textos (bilingües español/inglés), imágenes y videos propios para los interactivos,
- diseño museográfico del área exterior denominada Tierra Magna,
- diseño y producción de modelos de grandes dinosaurios a tamaño natural para su instalación en exteriores.
- diseño y producción de modelos de dinosaurios infantiles para su instalación en exteriores.

El rasgo más exclusivo de las novedades presentadas consiste en la exposición de importantes fósiles originales, cuyo número y singularidad se detallará más adelante, que se han obtenido a partir de más de medio centenar de actuaciones paleontológicas llevadas a cabo en Aragón por los paleontólogos de Dinópolis con la autorización de la Dirección General de Cultura y Patrimonio (y de la anterior Dirección General de Patrimonio Cultural).

Como consecuencia de todas esas actividades, se han podido desarrollar con éxito los proyectos de novedades que se describen a continuación.

1. EXPOSICIÓN DE NUEVOS FÓSILES.

1.1.- Creación de nuevos espacios expositivos en la Sala de los Dinosaurios con la construcción de un conjunto de nuevas vitrinas bajas-lineales temáticas para mostrar fósiles originales emblemáticos del Triásico, Jurásico y Cretácico (con un total de 40 m lineales, aproximadamente), dos grandes vitrinas-escaparate, de 5 y 10 metros de longitud (dedicadas al nuevo dinosaurio de Galve y sus crías, y a un dinosaurio gigante de Riodeva, respectivamente), y una vitrina-campana de 1 metro cúbico para presentar un pie original del gigantesco Turiasaurus.

1.2.- Exposición de casi 300 elementos paleontológicos originales que, en su gran mayoría, nunca se habían exhibido en público. Entre ellos destacan, por su importancia mundial, los ejemplares de referencia que han servido para la creación de nuevos tipos de animales (una libélula, dos tortugas y dos dinosaurios). Asimismo, se presentan espectaculares fósiles que aun no se han estudiado, como es el caso de las colas de un dinosaurio diplodócido y de un dinosaurio turiasaurio.









































x

2.- NUEVOS INTERACTIVOS Y AUDIOVISUALES.

En el Museo Paleontológico se han introducido varias instalaciones que utilizan las más modernas tecnologías tanto para introducir conceptos paleontológicos de un modo ameno como para complementar la visita de un modo sorprendente.

2.1.- Interactivo estético: Video mapping en la Sala del Mundo Acuático. Se lanzará una proyección dinámica que revalorizará estéticamente el rincón donde se muestra una concentración de bivalvos y la mandíbula en un tiburón gigante, que confluirán en el video mapping, a la vez que aporta una sucinta información acerca de los bivalvos. El audiovisual se dispara mediante un sensor presencial y tiene un contador para la espera del inicio (si no hay visitantes se desconecta temporalmente como medida de ahorro energético y para optimizar la duración de los elementos fungibles).

2.2.- Interactivo lúdico. La bienvenida a la Sala de los Dinosaurios estará ahora presidida por un interactivo de realidad aumentada en el que los visitantes podrán “interactuar” con las reproducciones infográficas de alta calidad de dos dinosaurios de Riodeva: una cría del dinosaurio comedor de plantas Turiasaurus y un ejemplar adulto del dinosaurio carnívoro Allosaurus. Una cámara graba a los visitantes en tiempo real y sus imágenes confluyen en la pantalla con las de los dinosaurios, con lo que se consigue el efecto de la presencia de todos ellos en un solo escenario, susceptible de ser fotografiado como recuerdo.

2.3.- Interactivo lúdico-educativo. Sala de los Dinosaurios. Consiste en el despiece, en grandes piezas magnéticas, del esquema del esqueleto de dos dinosaurios, con el objetivo de reconocer y reconstruir los esqueletos. Los paneles introducen una breve descripción de las características de los dinosaurios.

2.3.- Interactivo educativo (1). Sala de los Dinosaurios. En este caso se utiliza un recurso museográfico novedoso que consiste en la posibilidad de obtener información multimedia de los fósiles (y de sus yacimientos de procedencia) a través de la actuación directa sobre el cristal de una vitrina escaparate que deja ver el contenido de la misma a través de la propia pantalla.

2.4.- Interactivo educativo (2). Sala del Mundo Acuático. Se trata de un interactivo que, con la más moderna tecnología, introduce contenidos científicos de relevancia mundial como resultado de las investigaciones –en las que ha participado la Fundación– llevadas a cabo en fósiles del yacimiento turolense de Libros:
- identificación de médula ósea fosilizada por primera vez en el mundo (en las famosas ranas de Libros), y
- establecimiento de un método inédito para descifrar el color de una especie extinta (en una serpiente de Libros).

2.5.- Clip audiovisual escenográfico. La zona que actualmente ocupa el esqueleto original de Proa de Ariño se ilustrará con una proyección, de muy gran formato (pantalla de 5 metros), del aspecto en vida de dicho dinosaurio y de otro procedente del mismo yacimiento, Europelta.

2.6.- Breve audiovisual de Proa. Para la misma zona se ha preparado un video que muestra sucintamente el proceso de excavación y montaje del dinosaurio, mediante la utilización de imágenes inéditas grabadas en Ariño y en Dinópolis.

3.- NUEVA INTERVENCIÓN EN TIERRA MAGNA.

3.1.- Mejora de la visualización de los dinosaurios existentes. La zona al aire libre de Tierra Magna, creada para mostrar representaciones en vida y a tamaño natural de los dinosaurios encontrados en Teruel, se había convertido cada vez más, con la introducción de nuevos ejemplares, en un laberinto de elementos accesorios (vallados y señalización). Se ha procedido a una remodelación de la zona, minimizando el impacto visual de vallas y cartelería, de modo que ahora destaca mucho más el contenido que el continente, efecto reforzado por una tematización del sustrato que ahora aporta semejanzas con los terrenos originarios que pisaron los dinosaurios.

3.2.- Nueva gran escena de depredación. Tierra Magna crece con la instalación de un conjunto escultórico de dos nuevos grandes dinosaurios. Tastavinsaurus, originario de Peñarroya de Tastavins, es uno de los saurópodos más completos del Cretácico Inferior europeo. Estos saurópodos pudieron alcanzar un peso de 20 toneladas, tenían hábitos fitófagos (comedores de plantas) y caminaban en marcha cuadrúpeda. Sin embargo, serían capaces de elevar su cuerpo sobre sus extremidades traseras con el fin de defenderse o de alcanzar las ramas más altas de los árboles. Baryonyx se caracteriza por la presencia de grandes garras (especialmente en el primer dedo de sus manos). Aunque los espinosáuridos como Baryonyx se han relacionado con hábitos piscívoros (es decir, que se alimentarían principalmente de peces), también se han encontrado restos de huesos de dinosaurio en su estómago. En la nueva escena de Tierra Magna se ha instalado un ejemplar de Baryonyx de 10 metros que ataca a  un Tastavinsaurus herido de 14 metros de longitud y 5 de altura, aprovechando la debilidad del saurópodo. En la provincia de Teruel, en localidades como Alcalá de la Selva, El Castellar, Gúdar o Miravete de la Sierra, se han hallado fósiles (sobre todo dientes, garras y huellas) que demuestran la presencia de espinosáuridos como Baryonyx en el Cretácico Inferior.
Se trata de un conjunto escultórico único en el que dos grandes dinosaurios no sólo comparten escena, sino que se encuentran en plena lucha, torsionan sus cuerpos y entran en máximo contacto, desgarrándose la piel. Es una obra de gran relevancia a nivel artístico y estructural por las dificultades que supone el diseño y elaboración de una escultura de estas características. La escena ha requerido el uso de más de 120 m lineales de perfiles estructurales, de 220 kg de resina proyectada, tiene un peso estimado de 2.500 kg, ocupa una superficie de 70 metros cuadrados y ha supuesto el tallado manual de unas 80.000 escamas. Está concebida para ser la escena más emblemática de Tierra Magna, pues está diseñada para ser vista desde cualquier punto, manteniendo la espectacularidad en todo momento con el valor añadido de que ha sido especialmente reforzada para que el visitante pueda caminar entre las patas de los dos colosos y disfrutar esta escena de lucha titánica desde el interior.

3.3.- mini-Tierra Magna. Esta temporada se estrena una nueva zona, enfocada al público infantil, en la que se recrean los dinosaurios de Tierra Magna en un formato apropiado para que los más pequeños puedan disfrutar de ellos y guardar un recuerdo fotográfico. En esta primera fase se incluyen tres pequeños dinosaurios, cuyo número y variedad podría incrementarse en futuras fases de ampliación.

4.-NUEVOS ELEMENTOS EXPOSITIVOS PARA PROMOCIONES DE DINÓPOLIS.

3.1.- Cráneos de dinosaurios gigantes. Se han reconstruido dos cráneos de dinosaurios gigantes para su utilización en eventos de promoción de Dinópolis (por ejemplo, FITUR, SEVATUR, etc.) o exposiciones temporales/itinerantes. Se trata de los cráneos del dinosaurio gigante de Riodeva, Turiasaurus, y de su pariente norteamericano, Mierasaurus (dedicado al explorador cántabro del siglo XVIII Bernardo de Miera y Pacheco), ambos publicados por paleontólogos de la Fundación. Durante el inicio de la temporada van a estar expuestos, con su correspondiente información mostrada en un monitor, en la vitrina denominada Museo Aragonés de Paleontología.

Para la realización de todas estas mejoras en plazo (a pesar de una climatología adversa que dificultó notablemente el imprescindible trabajo en el exterior necesario para crear la gran escena de Tierra Magna) y presupuesto, ha participado el siguiente equipo de la Fundación, bajo la dirección del Dr. Luis Alcalá:
Dr. Alberto Cobos, Dr. Luis Mampel, Dr. Rafael Royo-Torres, paleontólogo-conservador Eduardo Espílez: prospección, excavación, investigación, selección de fósiles originales, preparación de información textual y fotográfica, y montaje en vitrinas.
Ana González, paleontóloga responsable de Laboratorio de Paleontología (sede Dinópolis): preparación y restauración de fósiles; montajes en vitrinas. Raquel Ferrer, restauradora en Escuela Taller de Restauración de Gobierno de Aragón: apoyo en restauración de fósiles.
Daniel Ayala, restaurador, responsable de Laboratorio de Paleontología (sede Fundación): diseño y producción (con dirección de equipo propio) de los conjuntos escultóricos de dinosaurios de Tierra Magna y mini-Tierra Magna.
Fátima Gonzalo, economista y Mari Cabra, administrativa, han dado soporte a las tareas técnicas referidas a sus especialidades.
Además, en este proyecto de mejoras se ha contado con la colaboración de 5 expertos, mediante su contratación exclusivamente para tal fin, que han totalizado 53 meses de empleo de nivel A2: Roberto Alonso Montón, Caterine Arias Riesgo, Alba Marco Horno, Leyre Moreno Carnicero y Miguel Ángel Torrente.
EL MUSEO DE DINÓPOLIS EXHIBIRÁ LA MAYOR CANTIDAD DE FÓSILES ORIGINALES DE DINOSAURIOS GIGANTES DE EUROPA

La incorporación de centenares de fósiles originales de vertebrados, especialmente de dinosaurios, en el Museo Paleontológico de Dinópolis es una de las novedades más destacadas y diferenciadoras para el comienzo de la temporada 2018. La mayor parte del nuevo patrimonio paleontológico expuesto es fruto de las labores de investigación y conservación llevadas a cabo por la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis desde hace 15 años y muestran el resultado de más de 50 campañas de prospecciones y excavaciones desarrolladas en Aragón con autorizaciones de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón.

NOVEDADES DE FÓSILES DEL TRIÁSICO

La primera de las novedades de fósiles originales en la Sala de los Dinosaurios de Dinópolis está relacionada con la incorporación de algunos de los fósiles más emblemáticos del Triásico de la provincia de Teruel y, concretamente, de los afloramientos del Triásico Medio de Corbalán (con unos 245 millones de años de antigüedad). Se trata de varios ejemplares de las huellas de vertebrados denominadas Chirotherium, Rhynchosauroides e Isochirotherium que, probablemente, fueron producidas por reptiles primitivos emparentados con los dinosaurios y los cocodrilos. Asimismo, se incorpora el ala fosilizada de una libélula con la que se definió una nueva especie Rabru rubra de la misma edad geológica y procedencia.

NOVEDADES DE FÓSILES DEL JURÁSICO

1.- UN INESPERADO DIPLODÓCIDO JURÁSICO: LA COLA DEL SAURÓPODO DE EL CASTELLAR (TERUEL)

Las excavaciones e investigaciones que la Fundación Dinópolis desarrolla en El Castellar están conllevando el hallazgo de una gran cantidad de yacimientos, tanto de huellas como de huesos. Uno de los resultados más destacados procede de la actuación paleontológica en el yacimiento del Jurásico Superior (con unos 150-145 millones de años de antigüedad) denominado “La Tejería”. Allí se recuperaron fósiles de un gran dinosaurio saurópodo. En concreto, se exponen diecisiete vértebras de la cola con sus respectivos chevrones. El aspecto más relevante de estos fósiles es que son atribuidos a un diplodócido, con características muy similares al género Diplodocus de Estados Unidos. Los diplodócidos se caracterizan por poseer el cuello y la cola extremadamente largos (con hasta 80 vértebras caudales). Las vértebras son muy diferentes a las de otros saurópodos de edad geológica similar descubiertos en Teruel, como Turiasaurus o Aragosaurus. A pesar de lo fragmentario de los restos en relación a la totalidad del animal, el saurópodo de El Castellar supone uno de los diplodócidos más relevantes descubiertos en Europa y permite inferir una gran longitud para la totalidad del dinosaurio.
Además, otros fósiles de saurópodos diplodócidos de otros yacimientos de El Castellar y de Riodeva también se han incorporado a las nuevas vitrinas.

2.- EL SEGUNDO TURIASAURUS DE RIODEVA (TERUEL)

Algunos de los fósiles incorporados a la exposición del museo pertenecen a un segundo ejemplar de Turiasaurus riodevensis. Efectivamente, a los fósiles del ejemplar procedente del yacimiento Barrihonda-El Humero de Riodeva con el que se definieron este género y esta especie de saurópodo gigante en el año 2006, y que ya se exhibían en Dinópolis, se suman ahora otros fósiles de un segundo ejemplar también encontrado en Riodeva (en el yacimiento denominado “Puntal de Santa Cruz”). El estudio de este nuevo material ayudará a los paleontólogos de Dinópolis a conocer cómo fue el esqueleto axial de esta especie y diferenciarlo de otros turiasaurios de la Península Ibérica. Este segundo ejemplar era de menor tamaño que la especie tipo, lo que parece indicar que se trataría de un individuo subadulto.

3.- UNA TORTUGA A LA SOMBRA DEL DINOSAURIO GIGANTE

Los nuevos fósiles expuestos de una tortuga del Jurásico Superior proceden del yacimiento Barrihonda-El Humero de Riodeva en el que fue descubierto el dinosaurio Turiasaurus riodevensis. Por este motivo, al quelonio se le llamó Riodevemys inumbragigas: “la tortuga de Riodeva a la sombra del gigante”. Los fósiles expuestos pertenecen al caparazón y al plastrón del animal original que permitió definir a este nuevo tipo de tortuga de agua dulce, que tiene unos 35 cm de longitud.

4.- DINOSAURIOS ARMADOS CON PLACAS

Además de los saurópodos, los estegosaurios como Dacentrurus (caracterizados por poseer dos filas de placas y/o espinas desde el cuello hasta el final de la cola) son los dinosaurios más abundantes en el Jurásico Superior de la provincia de Teruel. Por eso, Teruel se ha convertido en un lugar ideal para profundizar en algunos aspectos muy poco conocidos en la mayoría de los dinosaurios existentes, como puede ser la variedad anatómica entre individuos de diferente edad y sexo. Nuevos fósiles de Dacentrurus procedentes de El Castellar y Riodeva se exhiben a partir de este año en el Museo Paleontológico, ampliando así la colección de ejemplares expuestos de este género con anterioridad.

5.- NUEVOS FÓSILES DE DINOSAURIOS DEL JURÁSICO SUPERIOR DE TERUEL Y DEL TRÁNSITO JURÁSICO-CRETÁCICO DE LA PROVINCIA DE ZARAGOZA
Dentro de la diversidad de fósiles expuestos, se incluyen los pertenecientes a un pie de un dinosaurio ornitópodo primitivo recuperados por el equipo de paleontólogos de la Fundación en yacimientos de Riodeva y del municipio zaragozano de Berdejo. En concreto, de esta última localidad se muestran varios fósiles pertenecientes a diferentes elementos del esqueleto axial y apendicular de dinosaurios ornitópodos y saurópodos.

6.- EL ENORME PIE DEL COLOSO EUROPEO: TURIASASURUS RIODEVENSIS

En el año 2003 se realizaron los primeros hallazgos significativos de fósiles de dinosaurios saurópodos (cuadrúpedos de cuello y cola largos) en Riodeva. Tres años hicieron falta, desde su hallazgo en el yacimiento Barrihonda-El Humero hasta la aparición de la publicación científica, para que los fósiles de Turiasaurus riodevensis “el gigante europeo” cobraran especial relevancia científica para paleontólogos de todo el mundo. Turiasaurus se encontró en sedimentos de hace unos 150-145 millones de años de antigüedad y se estimó que pesaría en torno a 30-40 toneladas y que rondaría los 30 metros de longitud. Estos datos lo sitúan como uno de los mayores dinosaurios de todo el planeta y como el mayor dinosaurio definido en Europa. Desde el año 2005, algunos de los fósiles más representativos de Turiasaurus riodevensis pueden verse en el Museo Paleontológico de Dinópolis. Sin embargo, entre las novedades de este año en Dinópolis-Teruel se incluye una nueva vitrina con la exhibición de nuevos fósiles del espécimen con el que se definió este dinosaurio turolense. En concreto, se trata de todos los huesos del pie izquierdo de Turiasaurus dispuestos en un soporte metálico que permitirá al visitante del museo hacerse idea del inmenso tamaño de este saurópodo y, por lo tanto, de las huellas de alrededor de un  metro de diámetro que dejarían sus pisadas. Este mismo fósil protagonizó una exposición sobre dinosaurios gigantes que se celebró el año 2016 en el Toyohashi Museum of Natural History, Toyohashi-city, Japón.

7.- EL OTRO DINOSAURIO GIGANTE DE RIODEVA: ROBUSTO Y COLOSAL

Los trabajos de excavación realizados en diversas campañas entre los años 2007 y 2012 en el yacimiento San Lorenzo de Riodeva, condujeron al hallazgo de otro dinosaurio saurópodo colosal y cuyos fósiles presentan una conservación extraordinaria. Las investigaciones que se están realizando actualmente indican que, probablemente, se trata de un saurópodo gigante diferente a Turiasaurus, aunque estrechamente relacionado con el grupo de los turiasaurios. En una inmensa vitrina, especialmente construida para la exhibición de estos espectaculares fósiles, pueden contemplarse un fémur y una tibia de 1,92 m y 1,25 m de longitud, respectivamente. Asimismo, treinta vértebras de la cola y veintidós chevrones se disponen a lo largo de un soporte metálico diseñado a medida y evidencian el tamaño gigantesco y la robustez de este coloso ibérico.

NOVEDADES DE FÓSILES DEL CRETÁCICO

8.- LA GUARDERÍA DE IGUANODON GALVENSIS: LOS ADULTOS Y SUS CRÍAS

Iguanodon, un ornitópodo comedor de plantas, fue uno de los primeros dinosaurios descubiertos en el mundo. Los fósiles de Iguanodon son abundantes en Europa y en la provincia de Teruel los paleontólogos de Dinópolis describieron en el año 2015 una nueva especie denominada Iguanodon galvensis (ya que los fósiles proceden del municipio de Galve) en sedimentos del Cretácico Inferior de unos 125 millones de años de antigüedad. En una vitrina diseñada para tal fin se muestra una gran cantidad de fósiles de adultos, subadultos, juveniles y crías de este dinosaurio que en su etapa adulta pudo llegar a alcanzar más de siete metros de longitud y un peso de cuatro toneladas (mientras que las crías descritas tendrían una longitud de apenas 60 cm).

9.-  LAS HUELLAS 4D

En la misma vitrina en la que se muestran los fósiles de Iguanodon galvensis se exhibe también una huella cuyo productor más probable sería también Iguanodon. Iguanodon podía desplazarse a dos o a cuatro patas, dejando huellas tridáctilas con marcas de dedos redondeados. En esta icnita ornitópoda, conservada en forma de relleno o contramolde, es posible observar la impresión reticulada de la piel y las estrías de deslizamiento generadas por ella en el discurrir de los apéndices del dinosaurio por el interior del fango sobre el que pisaron. Todo ello revela la trayectoria del pie del dinosaurio productor dentro del sedimento y la dinámica de su pisada. Estas icnitas se han definido por paleontólogos de la Fundación como “Huellas 4D”, ya que en ellas se evidencia fosilizado el tiempo implicado en su formación. La icnita procede de un yacimiento del Cretácico de Alcalá de la Selva (Teruel).

10.- TOREMYS: LA TORTUGA AVANZADA A SU TIEMPO

Entre los nuevos fósiles del Cretácico Inferior incluidos en las novedades de Dinópolis están los pertenecientes a una nueva tortuga de agua dulce llamada Toremys cassiopeia. Toremys es la tortuga pleurostérnida más moderna del registro mundial, dado que procede de sedimentos del Albiense (unos 111 millones de años) que son casi treinta millones de años más modernos que los que contenían cualquier tortuga pleurostérnida conocida hasta el momento (entre las que se incluye la tortuga jurásica Riodevemys inumbragigas también exhibida a partir de este año en el Museo).

11.- EL COCODRILO TROTAMUNDOS DE ARIÑO (TERUEL)

Hulkepholis plotos es un cocodrilo piscívoro (pues se alimentaría principalmente de peces), de hábitos acuáticos y que mediría en torno a dos metros de longitud. Se exhiben ahora dos cráneos y material postcraneal de este vertebrado definido en Teruel. Tanto la tortuga Toremys como el cocodrilo Hulkepholis, proceden del mismo yacimiento de Ariño en el que se han descubierto un nuevo dinosaurio tireóforo (Europelta carbonensis), un nuevo dinosaurio ornitópodo (Proa valdearinnoensis), dientes de dinosaurios terópodos (carnívoros), otro cocodrilo (Anteophthalmosuchus escuchae) y tres nuevos ostrácodos (Theriosynoecum arinnoensis, Theriosynoecum escuchaensis y Rosacythere denticulata), entre otros.

LA LUCHA ENTRE TASTAVINSAURUS Y BARYONYX

Dinópolis amplia en esta nueva temporada su zona temática denominada ‘Tierra Magna’ -dedicada a los dinosaurios turolenses- e incorpora dos nuevos grandes corpóreos que reflejan una espectacular escena de lucha entre un saurópodo, Tastavinsaurus sanzi, y un terópodo, Baryonyx. La escena y el montaje, realizados por un equipo multidisciplinar de la Fundación Dinópolis, permitirán a los visitantes de Dinópolis acercarse y tocar a estos dos dinosaurios que vivieron hace unos 125 millones de años en el periodo Cretácico.

Tastavinsaurus (“lagarto catador de vino”) es un dinosaurio saurópodo hallado en sedimentos de hace 125 millones de años (Barremiense) en dos localidades turolenses: Peñarroya de Tastavins (ejemplar con el que se definieron el género y la especie en el año 2008) y El Castellar. Es uno de los saurópodos más completos del Cretácico Inferior europeo. Estos saurópodos pudieron alcanzar hasta 20 toneladas de peso. Tenían hábitos fitófagos (comedores de plantas) y caminaban en marcha cuadrúpeda. Sin embargo, serían capaces de elevar su cuerpo sobre sus extremidades traseras con el fin de defenderse o de alcanzar las ramas más altas de los árboles.

Baryonyx (uno de los dinosaurios protagonistas de la próxima entrega de la famosa saga Parque Jurásico, cuyo estreno está previsto en junio de 2018) se caracteriza principalmente por la presencia de grandes garras (especialmente en el primer dedo de sus manos). Aunque los espinosáuridos como Baryonyx se han relacionado con hábitos piscívoros (es decir, que se alimentarían principalmente de peces), también se han encontrado restos de huesos de dinosaurio en su estómago. En la nueva escena de Tierra Magna en Dinópolis podremos observar un ejemplar de 10 metros de longitud en una escena de ataque a un Tastavinsaurus herido de 14 metros de longitud, aprovechándose de la debilidad del saurópodo. En la provincia de Teruel, en localidades como Alcalá de la Selva, El Castellar, Gúdar o Miravete de la Sierra, se han hallado fósiles (sobre todo dientes, garras y huellas) que demuestran la presencia de espinosáuridos como Baryonyx, o de formas muy similares, en el Cretácico Inferior.

Asimismo, en Tierra Magna también se han incorporado tres pequeños dinosaurios de algo más de dos metros de tamaño (reflejos en miniatura de sus “hermanos mayores” expuestos en esta zona: Iguanodon galvensis, Torvosaurus y Turiasaurus riodevensis). La presencia de estos mini-dinosaurios permitirá la interactividad de los visitantes de Dinópolis con ellos.
Compatir:

Artículos de interés

Comentarios:

0 comentarios: